InversionesLocales

Licencia de actividad para locales comerciales

Para iniciar una actividad en un local comercial, aparte de realizar las adaptaciones y las obras necesarias para nuestro negocio, en el ámbito administrativo deberemos, solicitar al ayuntamiento correspondiente la Licencia de Actividad (Documento que acredita que cumplimos todos los requisitos necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro negocio). En la excepción  podemos encontrarnos, dependiendo de la actividad y características del local, que bastará con presentar una Declaración Responsable, la cual sustituye a la Licencia de Actividad, y nos permitiría reducir el tiempo y los tramites con los que poder iniciar nuestra actividad. Eso sí, siempre bajo la responsabilidad legal del titular del negocio de estar cumpliendo con la normativa vigente.

TIPOS DE LICENCIAS

Dependiendo del riesgo que suponga para los consumidores o usuarios de una actividad, las licencias se clasifican en dos tipos:

Actividades Inocuas: Los pequeños comercios, peluquerías, oficinas, comercios minoristas, etc… en los que no es preciso adoptar medidas correctoras de seguridad, sanitarias o medioambientales, ya que son negocios que se entiende que no generarán molestias significativas. El proceso para este tipo de licencias es mucho más sencillo, con menos costes y requisitos.

Actividades clasificadas: Son aquellas que pueden considerarse molestas, peligrosas, nocivas o insalubres, por lo que requieren de un control exhaustivo de las medidas correctoras de seguridad, sanitarias y medioambientales. Estos negocios, como por ejemplo bares, restaurantes, imprentas, talleres, cafeterías, centros médicos, etc, requieren de maquinaria e instalaciones especiales, lo que limita el número de locales aptos para su funcionamiento.

PROYECTO DE ACTIVIDAD

Es de suma importancia, antes de realizar la adquisición de un local comercial para poner en marcha nuestro negocio, realizar un proyecto de actividad. El proyecto deberá realizarlo un técnico cualificado, con el fin de certificar que el local y las instalaciones cumplen con la normativa municipal y dispone de todas las medidas de seguridad necesarias.

Con este proyecto nos aseguraremos de que no existirán impedimentos administrativos para nuestra actividad y, en caso de que la normativa requiera realizar cambios u obras de adaptación, podremos conocerlos previamente y ponderar si son asumibles para nuestro negocio.

Una vez presentado el proyecto y realizadas las obras de adaptación del local, se procederá a realizar una inspección por parte del técnico municipal que, tras la verificación del cumplimiento de normativa, aprobará la licencia de apertura con la que podremos empezar a funcionar.

DECLARACIÓN RESPONSABLE

Desde 2012, el propietario de un negocio puede solicitar una declaración responsable de actividades económicas, comerciales y de servicios, conocidas como “Licencias Express”, con las que no es necesaria la autorización municipal previa para su puesta en funcionamiento y con la que también podremos realizar Cambios de Titular de licencias ya concedidas.

Pero, como resulta lógico, no todos los locales y actividades están sujetos a esta posibilidad y  solo podrán realizarlo aquellas actividades que no conlleven riesgo para los usuarios (normalmente actividades inocuas), y siempre que el local sea de una superficie inferior a 300m2, Excepto en el caso de que la gestión tan solo consista en un Cambio de Titular.

Mediante la Declaración Responsable, el propietario del negocio declara y asume, bajo su responsabilidad, el cumplimiento de todos los requisitos necesarios según normativa para llevar a cabo su actividad. De esta manera se pretende rebajar el coste económico y reducir los tiempos y trámites necesarios para la apertura de nuevos negocios.

Para presentar la declaración responsable necesitaremos también contar con un informe técnico (normalmente algo mas sencillo), y abonar las tasas correspondientes. Una vez presentada la declaración, ya podremos comenzar la actividad de nuestro y tan solo nos restará esperar que el Ayuntamiento realice, mediante la visita de un técnico, la inspección pertinente para su aprobación final. El plazo para ello suele oscilar entre unos pocos meses y el año, a contar desde la fecha de la presentación de la Declaración Responsable.

Si una vez realizada la inspección, el técnico municipal estimara que el local no cumple con lo expresado en la declaración Responsable, esto podría suponer el cierre preventivo del local, e incluso acarrear sanciones económicas.

Por ello, para no llevarnos sorpresas desagradables que acaben con nuestro negocio antes de iniciarlo, es recomendable contar siempre con la ayuda de un técnico especializado en este tipo de gestiones (arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos) antes de decidirnos por un local comercial.

¿Necesita gestionar la licencia de actividad de su negocio? Contactenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *