Noticias

SOCIMIS, LOS SEÑORES DEL LADRILLO

 

Protagonistas de esta nueva burbuja inmobiliaria, Las SOCIMIS, gracias a sus privilegios fiscales, han conseguido que invertir en inmuebles en régimen de alquiler en España sea un negocio muy rentable, provocando una fuerte subida en los precios de venta y alquiler del sector inmobiliario.

Con un crecimiento imparable desde el cambio de su regulación en 2012, estas sociedades se han convertido en el principal punto de mira de inversores Nacionales y Extranjeros, sumando entre todas con una capitalización actual en los mercados de 21.000 millones de euros.

Solo las carteras de activos de los dos Gigantes Inmobiliarios de la Bolsa Española, Merlin Properties (11.254 millones de euros) y  Colonial  (11.190 millones de euros), superan el valor de mercado de todas las SOCIMIS cotizadas.

¿Que son las SOCIMIS?

La palabra SOCIMI (Sociedad Cotizada Anónima de Inversión en el Mercado Inmobiliario), es el acrónimo con el que se conocen en España las REIT (Real Estate Investment Trust), sociedades que nacen en Estados Unidos en 1960 dando la posibilidad a pequeños inversores a participar en inversiones inmobiliarias de gran escala, a través de acciones o participaciones, por lo que deben cotizar en bolsa de valores y deben repartir dividendos anuales a sus accionistas.

Los principales ingresos de estas sociedades de inversión proceden del arrendamiento de sus activos inmobiliarios, por lo que suelen ser protagonistas de prácticamente todas las grandes adquisiciones inmobiliarias de los últimos años.

A finales de 2009 España aprobó la creación de SOCIMIS, pero no fue hasta finales 2012 cuando el gobierno cambió la normativa que regulaban estas sociedades, convirtiéndolas en vehículos de inversión realmente atractivos.

A Raíz de este cambio en la regulación, la inversión inmobiliaria en España se disparó, con cifras record que prevén  para este cierre de 2018 una inversión  superior a los 16.000 millones de Euros, situándose el mercado de oficinas como principal foco de inversión, seguido muy de cerca por el sector Hotelero y el Retail. Con cifras de inversión algo más tímidas se encuentran el sector Residencial y el Logístico.

 

Fuente Bolsa de Madrid

 

¿Qué requisitos debe cumplir una SOCIMI?

MERCANTILES

Para la creación de una SOCIMI, esta deberá disponer de un Capital Social mínimo de 5 millones de euros y su balance debe estar formado al menos en un 80% por activos inmobiliarios destinados al arrendamiento.

INVERSIÓN

Las sociedades deberán de invertir como mínimo el 80% del valor del activo en bienes inmuebles, dentro o fuera del territorio Nacional, destinados al arrendamiento o en participaciones en otras sociedades de inversión que tengan la misma naturaleza.

PERMANENCIA DE INVERSIÓN

Los inmuebles que integren el Activo, deberán mantenerse arrendados por un periodo mínimo de tres años desde su adquisición, incluyendo el periodo de comercialización del arrendamiento (máximo un año).

Las acciones o participaciones en otras SOCIMIS deberán permanecer en el activo de la sociedad durante un plazo mínimo de tres años desde su adquisición.

ACCIONES

Las SOCIMIS deberán estar admitidas a negociación en un Mercado Regulado. La mayoría de estas sociedades cotizan en el MAB, excepto dos sociedades que cotizan en el mercado continuo y los dos gigantes (Merlin Properties y Colonial) que cotizan dentro del IBEX35.

DIVIDENDOS

Las SOCIMIS están obligadas a repartir dividendos anuales entre sus accionistas de los beneficios obtenidos de la siguiente forma:

  • El 80% de los beneficios obtenidos por el arrendamiento de los Inmuebles en cartera.
  • El 50% de los beneficios obtenidos de la venta de los inmuebles o de las acciones o participaciones en otras sociedades, siempre que se haya cumplido el plazo mínimo de permanencia.
  • EL 100% de los dividendos obtenidos por acciones o participaciones en otras sociedades de inversión.

EXCENSIÓN FISCAL

Estas sociedades disfrutan de un beneficio fiscal importante, estando exentas del pago del Impuesto de Sociedades y cuentan con una fuerte bonificación sobre el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) y el ADJ (Actos Jurídicos  Documentados).

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *